Los azulejos del baño son una de las partes del hogar en las que se acumula mayor suciedad y, peor aún, donde más se nota. Gran parte de este problema se debe a la humedad constante a la que están expuestos y a las salpicaduras del mismo jabón que se usa durante la ducha. Pero dejarlos relucientes y verdaderamente limpios no es una tarea tan difícil como pareciera.

Opciones variadas

En el mercado existen excelentes productos para la limpieza de las baldosas. Sin embargo, puedes fabricar tu propio producto quitamanchas a partir de vinagre blanco y bicarbonato, incluso en combinación con tu jabón favorito. Hay quienes, además, agregan un poco de amoniaco para realizar una desinfección más profunda (en caso de que el moho o suciedad sean de mucho tiempo). La mezcla perfecta consiste en un tanto de bicarbonato por dos de vinagre y dos de amoniaco, disueltas en cinco de agua caliente. Viértelo todo en un atomizador y ya está listo para usarse.

¿Cómo aplicar?

Cuando vayas a hacer la limpieza, debes sacar los objetos que tengas en la ducha, para poder llegar a todos los rincones. La aplicación de la solución se hace directamente sobre los azulejos, frotando con un paño hasta que salga el moho; y tallando con un cepillo en las juntas entre los mosaicos, sitio donde las manchas se alojan con mayor frecuencia. El proceso se puede hacer justo después de que alguien haya tomado un baño, así las baldosas estarán húmedas. Para un mejor efecto, deja que los ingredientes actúen por unos 5 a 10 minutos antes de enjuagarlos.

Resultados profesionales

Para evitar que las manchas vuelvan a aparecen pronto, te sugerimos que ventiles la ducha, seques los azulejos luego de usar el baño y que remuevas las manchas en cuanto las detectes. El vinagre y el bicarbonato son grandes auxiliares en la desinfección y eliminación del sarro que genera la humedad. No obstante, si tienes alguna duda o deseas que te recomendemos algún producto en específico (guantes, fibras, esponjas, paños), no dudes en llamarnos. En SANITO podemos orientarte para una conseguir un resultado profesional.

¡Que tengas una feliz limpieza!